Skip to main content

Best Practices on Preventing Heat Illness at Work

En español

A worker wearing reflective clothing stands outside in the heat, wiping his brow

With temperatures rising as we head into the summer months, so does the risk of heat hazards. In 2019, exposure to heat led to 43 work-related deaths and 2,410 injuries and illnesses, according to the U.S. Bureau of Labor Statistics. The Occupational Safety and Health Administration has resources to help employers and workers beat the heat and stay healthy and safe.

Here are some practices to remember as you prepare for the summer heat:

1. Train all workers.

Employers should train supervisors and workers on how to control and recognize heat hazards. Workers should also know about first aid for heat illness. Training should always be conducted in a language workers understand.

2. Follow the 20% rule.

On a worker’s first day, no more than 20 percent of the duration of their shift should be at full intensity in the heat. The duration of time at full intensity should be increased by no more than 20 percent a day until workers are used to working in the heat.

3. Remember these three words: “Water. Rest. Shade.”

Workers should drink one cup of water every 20 minutes while working in the heat to stay hydrated. When the temperature is high, employers should make sure workers take frequent rest breaks in shaded, cool or air-conditioned areas to recover from the heat.

4. Workers new to the job are at higher risk.

Workers who are new or returning to working in warm or hot environments need more time to adapt. More than 75 percent of heat-related fatalities occur during a worker’s first week, which is why “acclimatization” – the process of building resistance to increased temperatures – is so important. Learn how to protect new workers from heat-related illness and monitor them until they are acclimatized.

5. Hazardous heat exposure can happen indoors or outdoors.

Though heat stress is typically related to outdoor work environments, and construction workers account for about one-third of heat-related deaths, workers in hot indoor environments like kitchens, laundries, warehouses and electrical utilities are also at risk.

6. Engineering controls and modified work practices can reduce the risk of heat illness.

Consider reducing physical activity as much as possible by planning for the work ahead and rotating job functions among workers to help minimize exertion. Find more work practices here.

Learn more about OSHA’s campaign to prevent heat illness and find resources in English and Spanish on our website. Workers and employers who have questions or concerns about workplace safety can contact us online or by phone at 1-800-321-6742 (OSHA).

Jim Frederick is the acting assistant secretary for the U.S. Department of Labor’s Occupational Safety and Health Administration. Follow OSHA on Twitter at @OSHA_DOL.

 

 

Las Mejores Medidas para Prevenir Enfermedades por Calor Extremo en el Trabajo

A medida que suben las temperaturas al aproximarse los meses de verano, también suben los riesgos de peligros por calor. De acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. la exposición al calor en el 2019 ocasionó 43 muertes relacionadas al trabajo así como 2,410 lesiones y enfermedades. La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional tiene recursos para ayudar a los empleadores y trabajadores a combatir el calor y mantenerse sanos y seguros.

Estas son algunas prácticas a tener en cuenta ante la llegada de las altas temperaturas veraniegas:

1. Capacite a todos los trabajadores.

Los empleadores deben capacitar a supervisores y trabajadores sobre cómo controlar y reconocer los peligros por calor extremo. Los trabajadores también deben saber de primeros auxilios respecto a enfermedades causadas por el calor. La capacitación siempre se debe hacer en un idioma que los trabajadores entiendan.

2. Siga la Regla del 20%. 

En su primer día de trabajo, un empleado no debería estar más de un 20 por ciento de su turno expuesto a la máxima intensidad del calor. El periodo de exposición a máxima intensidad no debe aumentarse en más del 20 por ciento por día hasta que los trabajadores se aclimaten a trabajar en el calor.

3. Recuerde estas tres palabras: “Agua. Descanso. Sombra”.

Los trabajadores deben beber un vaso de agua cada 20 minutos mientras trabajan al calor para mantenerse hidratados. Cuando la temperatura es alta, los empleadores deben asegurarse que los trabajadores tomen descansos frecuentes en zonas de sombra, frescas o con aire acondicionado para poder aliviarse del calor.             

4. Los trabajadores nuevos corren mayor riesgo.

Los trabajadores que son nuevos o que regresan a trabajar a ambientes cálidos o calurosos necesitan más tiempo para adaptarse. Más del 75 por ciento de las muertes relacionadas al calor ocurren durante la primera semana de un trabajador en ese ambiente, razón por la cual la “aclimatación” (proceso de ganar resistencia corporal al aumento de temperatura) es tan importante. Aprenda cómo proteger de las enfermedades relacionadas al calor a los nuevos trabajadores y monitoréelos hasta que se aclimaten.

5. La exposición peligrosa al calor extremo puede darse en interiores y exteriores.

Aunque el estrés por calor suele estar relacionado con entornos de trabajo al aire libre, y los trabajadores de la construcción representan aproximadamente un tercio de las muertes relacionadas con el calor, los trabajadores en ambientes interiores calurosos  como cocinas, lavanderías, almacenes y servicios también corren riesgo.

6. Controles y alteraciones de prácticas laborales pueden reducir el riesgo de enfermedades por calor.

Considere reducir tanto como sea posible la actividad física planificando el trabajo y rotando las funciones laborales entre trabajadores para ayudar a minimizar el esfuerzo. Encuentre aquí más ideas de buenas prácticas laborales.

Obtenga más información sobre la campaña de OSHA para prevenir las enfermedades causadas por el calor y encuentre recursos en inglés y español en nuestro sitio web. Los trabajadores y empleadores que tengan preguntas o inquietudes sobre la seguridad en el lugar de trabajo pueden comunicarse con nosotros en línea o por teléfono al 1-800-321-6742 (OSHA).

Sepa más sobre la campaña de OSHA de prevención de enfermedades por calor y encuentre recursos en inglés y español en nuestra página de Internet. Trabajadores y empleadores con preguntas o preocupaciones sobre seguridad ocupacional pueden contactarse con nosotros en línea o por teléfono al 1-800-321-6742 (OSHA).

Jim Frederick es el Secretario de Trabajo Asistente en funciones de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo de EE.UU. Siga OSHA en Twitter por @OSHA_DOL.

Add new comment

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
7 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.